02. Antigüedad (I). El traje cosido: Mesopotamia y Mediterráneo Norte (penínsulas de Anatolia, Griega, Itálica e Ibérica)

A
2.1. MESOPOTAMIA / Estados actuales: Iraq  Civilizaciones: sumeria (3000-2150 AEC), babilonia (2105-1242 AEC) y asirio-neobabilonia (1200-540 AEC)
A
El traje del IV milenio AEC perteneciente a los pobladores que habitaban entre los ríos Tigris y Éufrates consistía en pieles que se vestían luciendo el vellón hacia afuera, el cual era denominado konakés; las tipologías vestimentarias eran sencillas: la falda, la capa y el chal. Parece que en algún momento a lo largo del III milenio AEC, la piel fue sustituida por los tejidos de lana, y que de las tipologías enumeradas, fue la falda la que recibió el nombre del antiguo material, es decir, konakés.
A
Quizás sea el chal la prenda que más asociamos con Mesopotamia, es decir, el manto enrollado diagonalmente y elaborado con lanas de colores y flecos que lucen los crueles emperadores asirios en los relieves de sus palacios de Nínive y Jorsabad. 
A 
También en esta zona, seguramente en Babilonia, aparecó la ley más antigua conocida sobre el velo femenino; aparece escrita en Asiria en 1200 AEC, aunque debe de ser mucho más antigua. Como sabemos, muchos siglos después el Islam refrendará la observancia del velo.
A

1. Mapa del Creciénte Fértil.
2. Hombre y mujer en el Estandarte de Ur (Londres, Británico), III milenio AEC, vestidos con sencillas faldas de piel o konakés.
3. El llamado intendente Ebih-il con idéntica falda (París, Louvre).
4. La más antigua representación del chal de konakés. Estela de Ningirsú, III milenio AEC (París, Louvre).
5. Mujer vestida con una túnica de konakés, siglo XVIII AEC (París, Louvre).
6. Naram-Sin de la ciudad de Acad, considerado por algunos estudiosos como el primer emperador de la historia de Occidente, vestido con falda, una especie de capita y casco de cuernos, III milenio AEC (París, Louvre).
7 y 8. Llamada "mujer de la toca", con velo de cabello, siglo XXIV AEC (París, Louvre); y una interpretación de su manto realizada por al estudiosa del traje Mary G. Houston (1920).
9. Túnica del rey asirio Marduk-Nadin-Anke (siglo XI AEC) según aparece en una estela de basalto conservada en el Museo Británico (Londres), por Mary G. Houston.
10 y 11. Retrato del rey asirio Asurnasirpal II, siglo IX AEC (Londres, Británico) e interpretación de su traje por Mary G. Houston (1920): túnica de manga corta y chal.
12. Esposa del rey Asurbanipal según aparece en un relieve del palacio de Nínive (siglo VII AEC) y según ha interpretado su traje Mary G. Houston.
13. Túnica y primitivo caftán asirio extraidos de un relieve del palacio de Jorsabad y redibujado por Mary G. Houston. Siempre en el Museo Británico de Londres.
1. Creciente Fértil.

2. Estela de Ur.

3. Ebil-il.

4. Estela de Ningirsú.

5. Mujer con aríbalo.

6. Estela de Naramsín.










7. Mujer de la Toca.
8. Mujer de la Toca.

9. Marduk-Nadin-Anke.

10. Asurnasirpal II.
11. Asurnasirpal II.

12. Mujer de Asurbanipal.
13. Túnica y caftán.

A
2.2. PERSIA / Estados actuales: Iraq e Irán  Civilización: persa (540-323 AEC)
A
Interesa especialmente a los historiadores el traje persa por el desarrollo de las prendas básicas del traje nórdico euroasiático, como la túnica de manga larga, que conlleva una considerable labor de costura, pero especialmente el pantalón, incorporado seguramente por razones hípicas (anaxyride lo llamaban los griegos) y la túnica de encima abierta en el centro delantero, es decir, el kandys o caftán, prenda fundamental de la indumentaria mogola y turcomana. También nos gustaría saber más sobre sus transacciones comerciales con las dinastías chinas Qin y Han, coetáneas, porque suele darse por sentado que los occidentales conocimos la seda gracias a los persas.   
A
1. Darío I en Persépolis (relieve hoy en Berlín, Museo de Arte Antiguo), siglo IV AEC. El rey y los dignatarios visten trajes equivalentes, una amplísima vestimenta que a falta de mejor nombre hemos denominado "vestido de honor", y que posiblemente copiaran de un indumento similar egipcio (véase capítulo 1C). Detrás del rey, un caballero se toca con el llamado a "gorro frigio", una especie de capucha blanda, propia de medas, persas y escitas. 
2. Interpretación del "vestido de honor" según Mary G. Houston (1920). 
3. Estatuilla de plata conservada en Berlín (Museo de Asia Menor); viste "gorro frigio", caftán de mangas perdidas y pantalones abombachados.


14. Darío I.

15. "Vestido de Honor".

16. Estatuilla, Louvre.
17. Hititas.

18. Hititas.







A




























2.3. ANATALONIA o ASIA MENOR / Estado actual: Turquía  Civilización: hitita (hacia 1500 AEC)
El traje de los hititas es difícil conocerlo por la escasez de representaciones. Los dibujos de las figuras 17 y 18 pertenecen al libro de Mary G. Houston (1920). Los guerreros visten túnicas cortas, calzado de caña muy alta y puntas vueltas hacia arriba y tocados cónicos. En la figura 18 se distingue también una mujer con túnica talar y velo.

2.4. CANAÁN / Estados actuales: Siria, Israel, Palestina, Líbano, Jordania  Civilización: fenicia (ha. 1000-600 AEC)
A
El traje sirio-fenicio nace de la combinación de la túnica de lino egipcia y del chal mesopotámico. Representa, entonces, la síntesis del traje antiguo y puede explicarse por su situación geográfica intermedia entre los ríos Nilo y  Tigris. No obstante, los fenicios no destacaron por la singularidad de sus trajes sino por la producción de púrpura, centrada en la ciudad de Tiro.
La púrpura era un colorante que se obtenía del glande de un molusco del Mediterráneo llamado múrice. Producía un color rojo oscuro e incluso azulado que en la antigüedad se identificaba como un signo de la máxima ostentación, ya que para obtener una cantidad razonable de colorante había que pescar millares de moluscos. Así la púrpura se convirtió en un símbolo de la riqueza muy por encima del oro. En Roma, las ropas decoradas con galones de púrpura (cuanto más anchas estas bandas, mayor la categoría social), destinadas al emperador y a los altos dignatarios, eran calificadas praetextaeEl secreto de la púrpura se perdió con la caída del Imperio bizantino (1453) pero fue descubierto gracias a las investigaciones que efectuó el zoólogo Lacace-Duthiers en las Islas Baleares (siglo XX).
A
19. Esta pintura hallada en una tumba egipcia contrapone las lívidas faldas de los egipcios, así como sus rostros rasurados, a las túnicas y faldas decoradas de los antiguos habitantes de Siria. Nótese que las mujeres calzan mocasines y los hombres sandalias, mientras los egipcios trabajan descalzos.
20. Fenicios aportando tributos al rey de Egipto. Visten túnicas de mangas largas con las costuras decoradas (¿pintura, vivos?) y chal dispuesto a modo de falda envolvente.
21. Fenicios o cananeos en general cautivos del rey de Egipto ataviados con túnicas plisadas al gusto egipcio y chales mesopotamios muy decorados.
19. Tumba de Chnemhotep, Beni Hacem, siglo XX AEC.

20. Sirios en una pintura egipcia conservada en el Británico.

21. Cautivos de Rameses III. Boston, Museo de Arte.







2.5. MEDITERRÁNEO OCCIDENTAL / Estados actuales: Italia, España, Portugal  Civilizaciones: etrusca e ibérica  (ha. 600-300 AEC)
A
El traje etrusco     Con anterioridad al clasicismo, los etruscos y las gentes de Italia vestían trajes similares a los que hemos visto en Mesopotamia y siempre de lana.
A
22. Las representaciones nos permiten hablar de mujeres vestidas con faldas relativamente estrechas, blusas y mantos semejantes a los que encontraremos en el traje ibérico.
23. Mujeres etruscas bailando en un funeral. Túnicas talares muy ablusadas (nótese el ablusamiento a la altura de la rodilla) y un manto diagonal llamado tebenna.    

22. Mujer oferente.
23. Pintura etrusca, siglo V AEC, Nápoles, Nacional.











El traje Íbero     Antes de que los romanos se instalaran en la Península para regirla, ya nos habían visitado fenicios, griegos y cartagineses. No obstante, ninguna de estas influencias explica la originalidad de la cultura íbera, que privilegia la representación de la mujer frente a la del varón (¿cultura matriarcal?) y la representa ataviada con un lujo sin equivalentes: Damas de Elche, de Baza y del Cerro de los Santos. Las ropas de cuerpo, no obstante, son equivalentes en Etruria e Iberia, como se deduce al comparar las figuras 22 y 23; no así los tocados. 

24. Dama del Cerro de los Santos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada